Venezuela, 13 de agosto de 2014.- Con el objetivo de visibilizar y sensibilizar acerca de las situaciones de amenaza y riesgo de los derechos de los niños, niñas y adolescentes en situación de refugio, además de promover la importancia del conocimiento y defensa de los mismos, el Servicio Jesuita a Refugiados (SJR) Venezuela con apoyo del SJR para América Latina y El Caribe, promueve la campaña “Toma partido por los derechos de los NNA refugiados”.

En junio de 2014, el SJR junto a la Red Jesuita con Migrantes (RJM) y otras obras hermanas de la Compañía de Jesús, desarrollaron la campaña internacional “Toma Partido” en el marco de la conmemoración del 20 de junio como Día Mundial del Refugiado.

«Toma Partido» es una invitación a tomar conciencia, responsabilidad y sentido de pertenencia hacia el tema del desplazamiento forzado y el refugio, como consecuencia del conflicto armado colombiano, que repercute de diferentes maneras en el contexto de la frontera colombo venezolana.

Durante este año, algunos casos de deportaciones que sufrieron personas refugiadas en nuestro país y la no certificación de estudios de niños y adolescentes en situación de refugio, han sido motivo para que el SJR Venezuela promueva la defensa de derechos, es especial, de dos fundamentales: El principio de la unidad familiar y el derecho a la educación.

Una de las acciones que ha desarrollado el SJR en Venezuela es la sensibilización a la población sobre el tema del refugio, pues desde sus diferentes equipos en terreno en el Alto Apure, Táchira y Zulia, acompaña y brinda formación, asesoría jurídica y psicosocial a quienes por huir del conflicto armado, comienzan una nueva vida en Venezuela.

Esa nueva vida enmarcada por la reconstrucción de un proyecto de vida, va a acompañada no solo por el dolor de dejarlo todo en la tierra natal, si no por diversas situaciones que amenazan o vulneran los derechos de las personas en situación de refugio.

Toma Partido por la educación

En marzo de 2013 el Ministerio del Poder Popular para la Educación, publicó una circular “…en procura de dar garantías de validez legal y académica, y con el propósito de unificar criterios en relación a la identificación de niñas, niños, jóvenes y adultos de los niveles y modalidades del Subsistema de Educación Básica y de la Misión Ribas…”

En la misma se expone que será válido como documento de identificación además de la Cédula de Identidad, el número de Pasaporte Diplomático, del Carnet Diplomático, del Pasaporte Extranjero o cualquier otra forma de acreditación o identificación que responda a acuerdos suscritos válidamente por la República Bolivariana de Venezuela.

Descargue la circular aquí.

Meses después, en noviembre exactamente, desde el Viceministerio de Participación y Apoyo Académico se informó que la circular de marzo tiene alcance que incluye la normativa de la Ley Orgánica de Refugiados, Refugiadas, Asilados y Asiladas (Lorraa), y el Protocolo de 1967 de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 firmado por Venezuela, “reconociendo de esta manera el número de registro de la solicitud como documento válido para que sean otorgados documentos probatorios de estudio que comprueben el egreso del subsistema de Educación Básica y de la Misión Ribas”.

Sin embargo, a casi 10 meses de la aclaratoria y de varios documentos que han servido para este proceso, por desconocimiento y falta de difusión, aun muchos niños, niñas y adolescentes han tenido dificultades al momento de culminar sus estudios y solicitar su certificación.

Es importante destacar que en Venezuela la educación es un deber y derecho fundamental, democrático y obligatorio, por lo tanto toda persona tiene derecho a que sea integral, de calidad, permanente, en igualdad de condiciones y oportunidades.

Con esta campaña nacional, el SJR busca promover la difusión de la circular y la aclaratoria e invita a personas en situación de refugio, docentes, funcionarios públicos, integrantes de ONG, estudiantes y sociedad civil a sumarse a dar a conocer esta información valiosa y que significa un paso en el desarrollo educativo de niños, niñas y adolescentes que en Venezuela han encontrado protección internacional y nuevas oportunidades.

Toma partido por la familia

Por otra parte, desde finales de 2013, los equipos del SJR Venezuela han acompañado e informado de algunos casos de deportaciones que no cumplen con todos los requisitos de ley, a personas en situación de refugio, lo que constituye otra vulneración a los derechos de los refugiados y una amenaza al principio de la unidad familiar.

Este principio significa el derecho que tienen los niños, niñas y adolescentes a tener una familia y que ésta cuide de ellos. Por eso los NNA en situación de refugio deben permanecer con su familia y aquellos que lleguen a otro país, no acompañados o separados, tienen derecho a reunirse de nuevo con sus familiares.

Si algún integrante de alguna familia refugiada es expulsado del país por desconocimiento de la legalidad del documento provisional (Otorgado por la Comisión Nacional para Los Refugiados – CNR Venezuela), se estarían vulnerando los derechos de los niños y/o adolescentes de ese núcleo familiar.

La campaña “Toma Partido por los Derechos de los NNA refugiados” forma parte de la estrategia de incidencia del SJR Venezuela para contribuir a la defensa de dichos derechos, al conocimiento sobre el tema del refugio en nuestro país y sensibilizar sobre las consecuencias que puede causar en nuestros hermanos colombianos refugiados la falta de información acerca de la validez del documento provisional y otros como la circular del Ministerio de Educación.

Los invitamos a visitar nuestras redes sociales para conocer más detalles de nuestra campaña:


En twitter: @SJRVenezuela

En facebook: Servicio Jesuita a Refugiados Venezuela

(Carla Casanova / Comunicaciones SJR Venezuela)


Countries Related to this Region
Colombia, Ecuador, Panama, Venezuela