Arauca, 06 de diciembre del 2018: Desde el primero de octubre del 2018, el Servicio Jesuita a Refugiados para Latinoamérica y el Caribe (JRS LAC) conformó un equipo binacional de atención en campo, ubicado en la frontera Arauca (Colombia) - Apure (Venezuela) con la finalidad de extender una mano a los migrantes pendulares, permanentes y de tránsito, provenientes de la República Bolivariana de Venezuela, que están presentes en el departamento por causas estructurales, sociales y económicas. 

No solo se han atendido ciudadanos venezolanos, sino también a ciudadanos colombianos que han decidido retornar al territorio nacional; al 05 de diciembre de 2018 la oficina del JRS LAC en Arauca ha atendido un total de 173 núcleos familiares en condición de extrema vulnerabilidad, lo que traduce en un aproximado de 900 personas, entre madres, padres, niños/as y abuelos/as, todo esto, compartiendo esfuerzos con otras organizaciones no gubernamentales que adelantan trabajo en la región.

En la oficina, el JRS LAC presta los servicios de acompañamiento jurídico, frente al estatus migratorio de extranjeros en Colombia, colombianos retornados, exigibilidad de derechos y orientación en diferentes trámites administrativos por medio de los cuales los ciudadanos venezolanos pueden tener una estadía legal en Colombia como es el PEP-RAMV y la Tarjeta de Movilidad Fronteriza (TMF). A su vez, el equipo de terreno adelanta atención psicosocial para aquellos casos que más allá de una orientación legal, requieren ser escuchados en sus necesidades, especialmente a aquellas mujeres en estado de gestación que se encuentran solas en esta etapa de vida, al dejar atrás a familiares y amigos que necesariamente fungen como pilar de ánimo en los momentos más difíciles. 

Al ser una organización que observa como centro; la persona, sin distinción de origen, raza o género, también ha contribuido activamente a la entrega de diferentes aportes alimentarios, médicos que requieren una gran parte de la población Colombo-Venezolana. Hoy día el JRS LAC monitorea frecuentemente el flujo de migrantes que toman la decisión de cruzar todo un país a pie, estos migrantes en tránsito, conocidos como “Los Caminantes” están siendo atendidos por el equipo de terreno, con la entrega de Kits de hidratación y calóricos, con la finalidad de aliviar un poco la travesía que les queda por delante, cuando su destino final son otros países de la región como Perú, Ecuador, Chile o Argentina. 

De esta manera, venimos articulando esfuerzos con otras obras de la compañía de Jesús en Latinoamérica, para unir esfuerzos, otorgando una atención integral a lo largo de toda nuestra geografía regional: Así como la atención en emergencia que nos encontramos desarrollando, de igual forma a través del  Servicio Jesuita a Refugiados Venezuela (JRS VEN)

Del otro lado de la frontera, el equipo de terreno venezolano, adelanta esfuerzos en la prevención de la migración desinformada y no planificada, acercando a los/as venezolanos/as - hasta el momento unos 180 - todos aquellos riesgos que pueden vivirse cuando salen de Venezuela de forma apresurada, buscando minimizar la migración insegura, como un elemento de permanencia en el país. Así sin una persona ha tomado conscientemente la decisión de migrar, lo haga de forma segura e informada, por ello la razón de ser de la ruta que como institución hemos creado, y que se encuentra disponible para todo ciudadano, institución u organismo que desee hacer uso de ella.

Por ello, en estos dos meses de acción ininterrumpida el JRS LAC, Acompaña, Defiende y Sirve a la población migrante de extrema vulnerabilidad, cumpliendo con la misión y la visión de ir, a donde otros no llegan.


Countries Related to this Region
Venezuela