Global: el JRS mejora su capacidad de responder a las crisis humanitarias, en 2012, mientras mantiene su trabajo con los refugiados urbanos y el enfoque en educación
10 julio 2013

Una familia de refugiados en Jbeil, Líbano, uno de los muchos lugares de la región donde el JRS ha enfocado sus esfuerzos para servir a los refugiados que llegan desde Siria (Don Doll / JRS)
Uno de los proyectos innovadores presentados en el Informe Anual de 2012 es una red de Bienvenida en Francia, que invita a la gente a acoger a los refugiados sin hogar. La hospitalidad es una manera constructiva de responder a las divisiones creadas por fronteras y conflictos.
Roma, 10 de julio de 2013 – La  respuesta rápida a situaciones de crisis, los refugiados urbanos y la educación de calidad han sido los principales focos de la acción del Servicio Jesuita a Refugiados en 2012; nuestra labor benefició a más de 600.000 personas desplazadas por la fuerza en 51 países de todo el mundo.

El año pasado, los equipos del JRS respondieron a crisis humanitarias en la República Centroafricana, la República Democrática del Congo y Siria. El trabajo del JRS en Siria pasó de atender a 4.100 personas a casi 40.000, una cifra que espera duplicar en 2013.

"La guerra en Siria provocó una enorme crisis humanitaria. Nuestros equipos locales trabajaron sobre el terreno en tres ciudades, llegando a decenas de miles de compatriotas sirios. Con la ayuda del Equipo de Respuesta Rápida, de reciente creación, el JRS amplió su programa de emergencia en Turquía, Jordania y el Líbano", dijo el director internacional del JRS, Peter Balleis SJ, en el Informe Anual del JRS 2012.

El JRS ha más que triplicado su tamaño en los últimos 10 años. Su presupuesto ha crecido ostensiblemente, llegando a los 35 millones de euros en 2012; la cifra de beneficiarios ha ido en aumento, como también los tipos de servicios prestados gracias a la creación de los programas para el acceso a la educación superior de los refugiados en Kenia, Jordania y Malawi. Los equipos del JRS, en general, proporcionaron servicios educativos - desde preescolar hasta educación superior -, así como alfabetización de adultos y formación profesional a 222.500 estudiantes refugiados.

Retos. Los equipos del JRS han trabajado tenazmente para llegar al cada vez mayor número de refugiados que se han establecido en áreas urbanas. Los refugiados urbanos, invisibilizados, malviven hacinados en costosos apartamentos arrendados en los barrios más pobres. Identificar a los refugiados y ofrecerles los servicios adecuados es mucho más oneroso en las ciudades que en las áreas rurales.

"El dicho 'ojos que no ven, corazón que no siente' se hace realidad en los refugiados urbanos y en los que están atrapados en los centros de detención, en los campamentos aislados y en las remotas áreas propensas a conflictos. Uno de los proyectos innovadores presentados en el Informe Anual de 2012 es una red de Bienvenida en Francia, que invita a la gente a acoger a los refugiados sin hogar. La hospitalidad es una manera constructiva de responder a las divisiones creadas por fronteras y conflictos", añade el P. Balleis.






Press Contact Information
James Stapleton
international.communications@jrs.net
+39 06 69 868 468