Rep. Dominicana: La dirección de migración deporta a menores violando la dignidad humana y los tratados internacionales
02 julio 2013

Fotografía de RFJS.
Algunas personas afirmaban haber sufrido golpes, insultos y robo de objetos personales por parte de los agentes de migración que los trasladaban.
Comendador, 27 de Junio de 2013. Asistimos sistemáticamente a un endurecimiento de la política migratoria por parte de la Dirección General de Migración en las últimas deportaciones que se están dando por las puertas fronterizas de República Dominicana. Según testimonios e informaciones obtenidas por monitores de la Red Fronteriza Jano Sikse en Elías Piña, en la última expulsión que se ha realizado, las autoridades migratorias cometieron múltiples abusos y violaciones de derechos contra las personas repatriadas, llegando a la agresión física y la confiscación de objetos personales. 

En esta nueva expulsión colectiva de extranjeros, prohibida por el derecho internacional, 96 personas fueron conducidas desde el centro de retención de Haina a la puerta fronteriza de Comendador donde fueron abandonados a su suerte, sin formulario de registro individualizado, sin memorándum de deportación firmado por el inspector actuante y el deportado y sin la correspondiente notificación al estado de origen para que  de las personas expulsadas puedan recibir la atención psicológica y medica que precisen. Entre los deportados se encontraban 77 hombres, 17 mujeres y 2 niños.

Según las entrevistas realizadas por monitores de la Red Fronteriza Jano Sikse de Comendador, algunas personas afirmaban haber sufrido golpes, insultos y robo de objetos personales por parte de los agentes de migración que los trasladaban. Igualmente nos confesaban que en la detención que se realizo en la calle Duarte de Santo Domingo los agentes emplearon un uso excesivo de la fuerza para reducirlos y llevarlos al centro de retención.

Del mismo modo las autoridades migratorias transportaban a dos menores que fueron detenidos con el resto de los deportados, violando la ley migratoria 285-04, la ley de protección de los niños, niñas y adolescentes de nuestro país, así como tratados internacionales en defensa de los derechos de los niños y niñas.

Esta política poco clara y nada transparente, que viola sistemáticamente los Derechos fundamentales a la Tutela Judicial Efectiva y las garantías del Debido Proceso, irrespetuosa de los convenios internacionales suscritos por la República Dominicana en materia de derechos humanos y derechos de los migrantes y sus familias, atenta contra la dignidad humana, el derecho a la igualdad, el derechos a las garantías procesales y convierte estas expulsiones en deportaciones indiscriminadas, arbitrarias y discrecionales.





Press Contact Information
Edson Louidor
comunicacion.coordinacion@sjrlac.org
+57 1 3681466