Solidarite Fwontalye preocupada por el aumento de traficantes en la frontera norte haitiano-dominicana
20 marzo 2012

Transito de personas y mercancias en la frontera dominico-haitiana (Ouanaminthe). Solidarit{e Fwontalye.

20 marzo 2012- La oficina de Solidarite Fwontalye del Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) en Ouanaminthe, ciudad haitiana ubicada al norte de Haití y fronteriza con la República Dominicana, está preocupada por el aumento de los traficantes de migrantes haitianos hacia el país vecino.


Sólo para el pasado mes de febrero, un total de 3.353 haitianos, entre ellos 1.032 mujeres y 345 niños y niñas, fueron víctimas de la trata y del tráfico ilegal de migrantes en la frontera norte haitiano-dominicana, según un informe de la entidad.


Tráfico realizado cada vez más en puntos fronterizos no oficiales
Además de Ouanaminthe, principal ciudad haitiana y punto oficial de la frontera norte haitiana, los delincuentes usan cada vez más otros puntos fronterizos no oficiales, tales como Mechor y Capotile, que no son vigilados por las autoridades de ambos países para realizar con más facilidad sus fechorías.


Los traficantes utilizan también más frecuentemente a las mujeres y los niños en sus redes para traficar a los migrantes haitianos hacia República Dominicana.


Las mujeres traficantes se hacen pasar generalmente por las madres de los niños e incluso de los recién nacidos que trafican hacia el país vecino. En algunos casos, los padres de los menores haitianos no saben nada sobre el paradero de sus hijos en República Dominicana.


Aumento que se debe en parte al cierre del viejo puente
Este aumento de los traficantes haitianos y dominicanos y de sus operaciones ilegales en la frontera norte “se debe en parte al cierre del antiguo puente que ya no es vigilado por ninguna autoridad de ambos países”, explica Solidarite Fwontalye, nombre de la oficina del SJM en Ouanaminthe, ya que los delincuentes prefieren utilizar los pasos fronterizos abandonados y no controlados para cruzar con sus víctimas hacia el país vecino.


Hace un año, el 21 de febrero de 2011, las autoridades dominicanas de la frontera norte habían decidido cerrar el antiguo puente fronterizo y trasladar sus oficinas estratégicas de migración, aduana y seguridad fronteriza a las nuevas estructuras construidas con fondos de la comunidad europea. Según las autoridades dominicanas, el nuevo puente “garantizará más el control del ingreso de haitianos indocumentados a territorio dominicano y otros males que se producen en la frontera norte”.


Las autoridades haitianas protestaron contra esta decisión dominicana de cerrar definitivamente la frontera, argumentando que “para tomar una medida de esa naturaleza debieron coordinar mejor con los funcionarios de su país”. Del mismo modo, sostuvieron que el cierre del viejo puente no constituía de ninguna manera una garantía para contrarrestar el tráfico ilegal de migrantes y otros tipos de tráfico ilegal.


Tras las protestas de las autoridades haitianas, los funcionarios dominicanos reabrieron inmediatamente el viejo puente hasta que progresivamente se fue utilizando el nuevo puente fronterizo pero sin ser aún inaugurado y regulado por las autoridades de ambos países.


Durante la próxima visita del presidente haitiano Michel Martelly a República Dominicana el 26 de marzo próximo, se prevé que ambos mandatarios acordarán abrir ese nuevo puente binacional para el paso fronterizo de las dos naciones y fijar las reglas para el uso y el mantenimiento de dicho puente. Los organismos de derechos humanos de ambos países esperan también que ambos mandatarios aborden el tema de la trata y el tráfico ilegal de migrantes haitianos, así como otros temas binacionales relacionados con el comercio, la reactivación de la Comisión Mixta Bilateral, la cooperación bilateral, etc.


La labor de Solidarite Fwontalye: Prevenir, defender, informar y sensibilizar sobre la trata y el tráfico
Además de la vigilancia permanente, la documentación y el informe mensual en torno a los casos de tráfico, trata, repatriaciones y violaciones de los derechos humanos contra los migrantes haitianos y dominicanos de ascendencia haitiana en la frontera norte, Solidarite Fwontalye participa en encuentros puntuales con los altos mandos del CESFRONT, cuerpo dominicana especializado fronterizo, y de las fuerzas de seguridad haitiana para defender los derechos de las víctimas y abogar por una mejor coordinación entre las autoridades de ambos países.


También realiza labores de sensibilización de la sociedad civil haitiana  sobre la amplitud, las causas y consecuencias del fenómeno de la trata y el tráfico de los haitianos hacia República Dominicana.


En términos de prevención, informa a la población haitiana sobre los riesgos del tráfico ilegal y de la trata y los invita a denunciar a los traficantes ante las autoridades competentes.


Brinda asesoría y acompañamiento a las víctimas de trata, abusos y violaciones contra sus derechos humanos, así como a las personas repatriadas por las autoridades dominicanas.


SolidariteFwontalye/Servicio Jesuita a Refugiados Latinoamérica y El Caribe (SJR LAC)





Press Contact Information
Minerva Vitti
comunicacion@sjrlac.org
+58 212 564 8978