Proyecto Jóvenes Haití: Mantener encendida una pequeña luz de esperanza en los campamentos
24 septiembre 2012

Puerto Príncipe, 24 septiembre 2012- “Los jóvenes son el futuro del país”, reza un proverbio haitiano. De hecho, más de la mitad de la población haitiana tienen menos de 21 años. Los haitianos en Haití son mayoritariamente jóvenes.

Pero luego del terremoto que afectó el país, esta pregunta se vuelve cada vez más pertinente:  ¿cómo ayudarlos a mirar al futuro con esperanza, en medio de un país que tiene aún abiertas las profundas heridas visibles e invisibles de este desastre?
Una apuesta del SJR por los jóvenes
El Servicio Jesuita a Refugiados (SJR), que lleva más de dos años y medio acompañando los desplazados en siete campamentos de Puerto Príncipe, le apuesta a los jóvenes mediante la implementación de una serie de actividades de formación para la vida.

Talleres de elaboración de artesanía y otros trabajos manuales, promoción de la lectura y de actividades culturales y deportivas, ciclos de formación y charlas sobre distintos temas tales como la sexualidad, el medio ambiente, la prevención de violencia y derechos humanos, figuran entre una gama de actividades que realiza el SJR en los 7 campamentos de desplazados.

La finalidad de esas actividades es ayudar a las y los jóvenes haitianos a reconstruir sus vidas lejos de la espiral de la violencia y de la sombra de la desesperación.

De allí el título y el objetivo fundamental de este proyecto del SJR dedicado a los jóvenes desplazados: “Prevención de la violencia juvenil en 7 campamentos de Puerto Príncipe, mediante actividades de formación para la vida.”

Ya arrancó el proyecto
El proyecto lleva aproximadamente un año de ejecución no sin grandes dificultades derivadas de los constantes estallidos de la crisis política en el país y de las amenazas de expulsión de los desplazados en los campamentos por parte de mercenarios a sueldo de algunos propietarios de los terrenos donde se construyen los campamentos o por parte de las mismas autoridades.

Sin embargo, el SJR ha logrado implementar el proyecto, con la realización de algunas actividades.

Por ejemplo, se ejecutaron cinco talleres de formación a los que asistieron 478 jóvenes desplazados, entre hombres y mujeres, en los 7 campamentos.

Del mismo modo, se constituyeron 7 equipos de fútbol, uno en cada campamento, con la participación de un total de 266 jóvenes futbolistas; y se realizaron 58 sesiones de entrenamiento con dichos equipos.

Finalmente, se implementaron 4 talleres de elaboración de bolsas (productos de artesanías) en los que participaron 160 jóvenes.

Un proyecto prometedor
Se empieza a palpar los resultados positivos de las actividades que logramos implementar en las vidas de algunos jóvenes y en las dinámicas internas de los 7 campamentos donde intervenimos.

Se nota un progresivo cambio de mentalidad en algunos jóvenes que se manifiesta en una mayor disposición a dialogar unos con otros en vez de pelear y a manifestar el respeto mutuo incluso a través del lenguaje y de las relaciones interpersonales.

Igualmente se observa un grado más elevado de tolerancia de unos para con otros, así como un interés mayor de los jóvenes por compartir la vida y momentos de esparcimiento (por ejemplo, jugar un partido de fútbol) con jóvenes de otros campamentos.

Una pequeña luz de esperanza
Seguramente son algunos cambios incipientes, pero que poco a poco van generando una mentalidad de paz, fraternidad, solidaridad y amistad entre los jóvenes de un mismo campamento y con los de otros campamentos.

Estas actividades se proponen fundamentalmente brindar a los jóvenes desplazados herramientas de educación y un espacio alternativo para facilitar su crecimiento personal y humano, su integración sana y el uso creativo de su tiempo libre a través de actividades lúdicas, artísticas y deportivas.  Y no en otras actividades, por ejemplo la violencia y la vinculación a grupos delictivos, que les puedan perjudicar a ellos mismos y a la sociedad haitiana.

El proyecto es una pequeña luz de esperanza que el SJR trata de mantener encendida en la vida de los jóvenes, en los siete campamentos y en Haití. En fin, devolver la esperanza a los jóvenes que la necesitan para reconstruir su país.







Press Contact Information
Edson Louidor
comunicacion@sjrlac.org
+58 212 564 8978