21 de marzo, Día Internacional por la Eliminación de la Discriminación Racial.
  "En camino hacia la hospitalidad" - Guías de actividades educativas
  Pronunciamiento de la RJM-CA sobre la Alianza para la Prosperidad en el Triángulo Norte
  “ Seamos hospitalarios con la frontera”
  “No hay más extranjero” porque la hospitalidad nos hermana
  “No se olviden de mostrar hospitalidad”
  “Proceso Del 09 al 09” Los jóvenes se comprometen con la paz
  14 de noviembre – Aniversario de SJR: la Hospitalidad, un don urgente para recrear el sufrimiento
  18 de Diciembre Día Internacional del Migrante - Migrar construye un lugar diferente
  20 de Febrero: Día Mundial de la Justicia Social
  20 de Junio: Día Mundial del Refugiado y Desplazado- Las Personas Primero
  33º aniversario del SJR: Sembrando hospitalidad en un mundo donde “no es fácil encontrar acogida”
  60 Artistas visitaron la comunidad de La Fría con La Caravana Cultural por la Hospitalidad en la Frontera
  8 DE MARZO: LA HOSPITALIDAD ES MUJER
  Afganistán: jesuita indio liberado después de ocho meses de cautiverio
  Postales de hospitalidad para millones de personas en situación de migración forzada en la región
  Postales de hospitalidad para millones de personas en situación de migración forzada en la región
  Boletín de "Vidas Itinerantes en la Frontera"
  BUENAS PRACTICAS PANAMÁ: Talleres psicosociales en los centros de detención
  Chile, la cancha donde jugamos todos
  COMUNICADO DEL CONSEJO APOSTÓLICO NACIONAL DE GUATEMALA PROVINCIA CENTROAMERICANA DE LA COMPAÑÍA DE JESUS
  COMUNICADO PÚBLICO - DIÓCESIS DE TUMACO
  Comunicado urgente Red Jesuita con Migrantes Centroamérica y Norteamérica: El movimiento irregular de personas refugiadas no debe ser sancionado
  Comunidad indígena Macagüán damnificada por crecida del río Nula
  Comunidad indígena Macagüán damnificada por crecida del río Nula
  Con Orope y Boca de Grita son 8 las comunidades visitadas por la Caravana Cultural por la Hospitalidad
  Declaración Fundacional RED ECLESIAL PAN-AMAZÓNICA -REPAM- “Pan-Amazonía: fuente de vida en el corazón de la Iglesia”
  Del 9 al 9: Los jóvenes se compromete con La Paz
  Demos testimonio de la hospitalidad en un mundo de fronteras cerradas
  Deportados: ¡Una nueva crisis en la frontera!
  DÍA INTERNACIONAL DE LA PERSONA REFUGIADA Y DESPLAZADA: OTRO MUNDO ES POSIBLE SI HAY HOSPITALIDAD
  Día Mundial del Refugiado 2016 -- mentes abiertas, liberando todo el potencial
  EL ROL DE LA MUJER EN LA FRONTERA COLOMBO-VENEZOLANA
  EL ROL DE LA MUJER EN LA FRONTERA COLOMBO-VENEZOLANA
  El valor de la hospitalidad: un reto común en América Latina
  Elías López S.J. : “La hospitalidad es compartir los bienes materiales y espirituales con el extranjero pobre”
  FE Y ALEGRÍA CELEBRA SUS 60 AÑOS
  FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO LES DESEA EL SJR LAC
  Feria Intercultural por el día del Refugiado
  Historias que Tejen Sueños : Arelis Quiñones
  Historias que Tejen Sueños : Campo Elías
  HOSPITALIDAD Y PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS PARA LAS MUJERES EN ORIGEN, TRÁNSITO Y DESTINO
  Hospitalidad, una apuesta global del Servicio Jesuita a Refugiados
  Informe Anual 2014: Centro de Internamiento de Extranjeros(CIE) y Expulsiones Exprés
  La Caravana Cultural transformó San Antonio del Táchira con arte y hospitalidad
  La Guerra y la Paz en Colombia: el panorama de los migrantes forzados
  La Guerra y la Paz en Colombia: el panorama de los migrantes forzados
  La hospitalidad en acción: una elección libre del ser humano
  La hospitalidad, más allá de la tierra y la sangre
  La hospitalidad, una exigencia humana para evitar tantas muertes de migrantes
  La Red Jesuita con Migrantes Y ALER presentan "Y Tú... ¿De dónde eres?"
  La RJM llama a repensar la forma de trabajar en la frontera para desarrollar mejor la colaboración entre Haití y RD
  Las heridas que sólo la hospitalidad y una comunidad de acogida pueden curar
  Las paradojas de la educación en situaciones de conflicto
  Llamamiento del Papa:Empezando por Roma y el Vaticano, todas las diócesis europeas acojan a familias de prófugos
  Los sueños transforman mundos
  Manual sobre Estándares Internacionales de Derechos Humanos aplicables a los Niños, Niñas y Adolescentes Migrantes
  MENSAJE FRATERNO DE LOS OBISPOS DE COLOMBIA Y VENEZUELA
  Miércoles de Ceniza: material pastoral de la campaña por la hospitalidad
  Mochilas solidarias para los refugiados en la frontera Colombo– Ecuatoriana
  Mujeres y hombres en movimiento por la dignidad: Una campaña pensada para visibilizar y transformar
  NO MÁS MUROS:POR LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS MIGRANTES
  Para la Guerra Nada
  Por una cultura de la hospitalidad en Latinoamérica y el Caribe
  Posicionamiento Situación Honduras: Misión de Investigación y Denuncia, por los derechos de las personas migrantes en tránsito
  Quito/Lanzamiento de la campaña del SJR LAC: Compartiendo la hospitalidad
  REPORTE SOBRE LA ENTREGA DE AYUDAS HUMANITARIAS DE EMERGENCIA A FAMILIAS DEPORTADAS Y RETORNADAS FORZOSAMENTE DESDE VENEZUELA
  Si quieres la paz, sé hospitalario
  SJR VENEZUELA: 10 GOLES A FAVOR DE LOS SUEÑOS
  Somos jóvenes y le apostamos a la paz, somos red porque juntos podemos más
  Testimonios de personas en situación de refugio en Venezuela
  Ureña se llenó de arte y hospitalidad en la novena salida de la Caravana Cultural.
  Venezuela: Caravana Cultural por la Hospitalidad
  VII CUMBRE DE LAS AMÉRICAS DECLARACIÓN PÚBLICA PANAMÁ 2015
  XXXIV Aniversario de la fundación del Servicio Jesuita a Refugiados
  Yo Soy Tierra de Acogida: una iniciativa para exigir a Europa que respete la dignidad y los derechos de las personas refugiadas


Roma, 20 Noviembre, 2014.- En el Servicio Jesuita a Refugiados, creemos que abrir la propia puerta a los desplazados no es solo un valor cristiano, sino también humano. Nuestra manera de entender las cosas reconoce la afirmación de que cada uno de nosotros tiene que ser acogido, no por pertenecer a una familia concreta, una raza o una religión específica, sino simplemente porque somos seres humanos que merecen ser acogidos y respetados. En respuesta a estas necesidades diversas, a menudo pasamos por alto nuestra necesidad común, como individuos y comunidades, de ser amados y de amar. La hospitalidad es esencial en el acompañamiento de los refugiados que buscan asilo para ponerse a salvo de persecuciones, guerras y desastres naturales.

Entendemos nuestro servicio a los refugiados como la hospitalidad del Evangelio en acción. Al estar con las comunidades de refugiados, al abrirnos nosotros mismos a sus vidas, damos testimonio de la forma de actuar que pedimos a los demás. En este sentido, el papel del encuentro personal es crucial en la superación de los estereotipos. Esto debería evitar que se vea a los refugiados como víctimas que no tienen nada que ofrecer a sus sociedades de acogida, y crearía un espacio donde estos fueran percibidos como gente que comparte los problemas de las poblaciones locales y ofrece soluciones.

Incluso en un clima de creciente temor y descontento hacia los refugiados, muchas comunidades en todo el mundo responden con comprensión y compasión a los migrantes forzosos que viven en sus países.

Por ejemplo, los voluntarios del JRS Francia que trabajan en el proyecto Bienvenida (familias,comunidades religiosas, etc.) abren sus casas por un tiempo limitado, dando a los refugiados - que de otra manera estarían en la calle  -  la oportunidad de salir adelante por sí mismos. Algunas comunidades libanesas han acordado utilizar sus mezquitas como centros de educación para las niñas y niños refugiados de Siria que no pueden encontrar un lugar en las ya sobre saturadas escuelas públicas. Esta es la experiencia del JRS y, por esta razón, es importante fomentar y apoyar las iniciativas de hospitalidad y solidaridad en todos los niveles.

Nuestra sociedad es más que un grupo de individuos o familias, pues está organizada en comunidades nacionales. Deseamos crear sociedades inclusivas, donde prevalezcan la igualdad, la justicia y la dignidad humana. Por lo tanto, alentamos a que los gobiernos creen las condiciones que promuevan estos valores, garantizando que todas y todos tengan igualdad de oportunidades.

Las fronteras nacionales y los gobiernos son cada vez menos relevantes. Los acontecimientos que tienen lugar en una parte del mundo afectan de inmediato a las demás. Conocemos cómo viven otras personas y tenemos la oportunidad de ayudar. Muchos países en desarrollo tienen la responsabilidad de hacerse cargo de un número desproporcionado de refugiados, mientras que algunos países desarrollados cierran sus fronteras al sufrimiento del mundo. Esto es injusto y peligroso, potencialmente desestabilizador para los países frágiles y lleva a un futuro de sufrimiento. Cientos de miles de refugiados se ven obligados a realizar peligrosos viajes a Australia, Italia, EE.UU., entre otros, muriendo millares de ellas y ellos en el camino. Miles de migrantes y refugiados han perdido la vida en su búsqueda de la seguridad.

Los gobiernos tienen que hacer su parte. A día de hoy, los líderes europeos aún no han tomado medidas colectivamente que permitan el acceso al continente en condiciones seguras. El mensaje de los países industrializados es claro: asegurar las fronteras tiene prioridad sobre la protección de las personas. Y lo peor es que esta política se replica en todo el mundo. Las fronteras por sí mismas no tienen un valor inherente. Proteger la vida humana es más importante que proteger las fronteras.

El uso de la violencia para aumentar la seguridad es una contradicción en los términos; la seguridad real solo puede basarse en la justicia y la reconciliación.

Tenemos que seguir, sin embargo, preguntándonos cómo podemos influir creativa, eficaz y positivamente en los contextos cerrados y hostiles en los que trabajamos. Cuando las comunidades de acogida se salen de los límites institucionales injustos al forjar relaciones genuinas, estas promueven interacciones positivas importantes para nuestro futuro común.

Es a esto a lo que llamamos hospitalidad: un impulso que engendra el respeto mutuo entre el anfitrión y el forastero, que nos empuja a abrir la puerta para compartir comida, espacio y conocimientos, tanto en los buenos tiempos como en otras situaciones que nos ponen al límite.

Consulta el documento completo aquí: La Hospitalidad en las Fronteras 


Oficina Internacional del Servicio Jesuita a Refugiados, Borgo Santo Spirito 4, 00195 Roma Prati, Italia


Countries Related to this Region
Colombia, Ecuador, Panama, Venezuela