Entrañas de misericordia: El Papa Francisco ante los migrantes, desplazados y refugiados
  “Reconciliar a los desavenidos”. Mi experiencia con las FARC EP.
  Asociación Nuevo Futuro: Una iniciativa de construcción de paz de mujeres en la frontera Colombia- Ecuador
  Cinep/PPP, ESAP y Servicio Jesuita a Refugiados en las Zonas Veredales
  Colombia: Aniversario SJR Colombia 2017 “Lanzamiento libro – El cáliz de mi sangre de Martha Mora”
  Colombia: Niños campesinos sembrando futuro
  Colombia: pidiendo a mi hijo perdón
  Cuentario “Palabras que abrazan en medio del conflicto”
  Diplomado, Cultura de Paz y Derechos Humanos - SJR Venezuela
  Echando raíces en el Cairo
  EL RETO DE LA CONSTRUCCIÓN DE PAZ EN COLOMBIA
  ELEMENTOS PARA UNA DEFINICION DE RECONCILIACION QUE NOS AYUDEN A TRABAJAR EN SU PROMOCIÓN
  Elías López SJ: "El SJR está llamado a estar en las dos fronteras de la reconciliación para sanar las heridas sociales".
  Empieza el “Proceso del 9 al 9”
  Fe y Alegría: comprometidos con la paz y la reconciliación
  Frontera Venezuela-Colombia: Construyendo individual y comunitariamente el sentido de la reconciliación
  Herramientas para la Reconciliación. Sanando las heridas del conflicto y reconstruyendo los vínculos y el tejido social a nivel personal, comunitario y político.
  La Reconciliación nos precede: una reflexión desde la pastoral.
  LAS PROMOTORAS DE SALUD UNA INICIATIVA DE CONSTRUCCIÓN DE PAZ LIDERADA POR MUJERES EN LA FRONTERA COLOMBIA – VENEZUELA
  LAS PROMOTORAS DE SALUD UNA INICIATIVA DE CONSTRUCCIÓN DE PAZ LIDERADA POR MUJERES EN LA FRONTERA COLOMBIA – VENEZUELA
  Latinoamérica: Encuentro Regional del Servicio Jesuita a Refugiados sobre Reconciliación
  Latinoamérica: Encuentro Regional del Servicio Jesuita a Refugiados sobre Reconciliación
  LIDERAZGO JUVENIL HERRAMIENTA EFECTIVA PARA CONSTRUIR LA PAZ Y LA RECONCILIACIÓN
  Manifiesto Juvenil por la PAZ
  Oración por Siria: bienaventurados sean los pacificadores
  Semana Santa en el SJR Colombia. El encuentro con el otro es camino de Reconciliación
  Venezuela: El SJR trabaja por la construcción de la paz en la frontera colombo-venezolana a través de la integración y la reconciliación


Un momento del taller de reconciliación que tuvo lugar en Ureña, Venezuela. Fotografía de Ximena Dávila/SJRLAC
Ureña, Venezuela, 3 de mayo de 2013. La razón por la cual me encuentro acá en Venezuela desde mayo del año 2006 fue por causas de amenazas que recibí por parte de grupos paramilitares Colombia. 

Tuve que desplazarme acá a Venezuela porque me dejaron un papel donde decían que me daban 24 horas para que saliera de la zona.

La experiencia de ser desplazado por la violencia

Llegar a Venezuela fue un poco difícil porque tuve que salir de noche de la casa con cinco de mis hijos pequeños y mi esposa. Fue difícil llegar a la frontera e ingresar acá a Venezuela. 

Después de llegar a El Nula (Venezuela), yo solicité hospedaje en la oficina del Servicio Jesuita a Refugiados (SJR). Gracias a Dios, me recibieron muy bien, me dieron orientación, me dieron un poco más de seguridad, y desde esa época pues estoy esperando la respuesta a mi solicitud de refugio.

En estos 7 años que llevo de estar acá en el territorio venezolano, con el apoyo del SJR me siento bien porque volví nuevamente a nacer, se puede decir, porque me dieron mucho apoyo psicológico, inclusive ayuda económica. 

Me encuentro trabajando y estoy bien de salud; mi familia también se encuentra bien. Veo que hay organizaciones que se preocupan por los desplazados, por los solicitantes de refugio, que no estamos solos y que hay personas que se interesan por los problemas de nosotros, los desplazados y refugiados. 

Aprender a perdonar, reconciliarse con uno mismo y esperar

Uno de los técnicos del SJR me invitó al taller de reconciliación; yo acepté la invitación porque me interesa capacitarme y colaborar con ellos, aunque sea en eso porque me han colaborado mucho también a mí.
El taller me parece demasiado interesante, muy bueno porque aprende uno muchas cosas que tal vez uno tenía algo de conocimiento pero no tan claro. 

Aprende uno a reconciliarse con uno mismo para poder reconciliarse con sus semejantes, con sus vecinos, muchas veces con sus compañeros de labores de trabajo en donde se encuentra uno laborando. Hay veces que uno no tiene la capacidad para reconciliarse con alguien que le haga cualquier cosa así sea por broma, entonces uno lo toma en serio y uno no tiene esa capacidad para poder perdonar y seguir adelante con la vida.

En este momento la palabra perdón para mí significa, olvidar lo que otra persona le ha causado a uno en sentido de ofensa, olvidarlo y definitivamente sacarlo del ser de uno, del corazón. Porque hay una ley, es decir que está escrito en la sagrada Biblia donde dice que uno debe perdonar para que Dios lo perdone a uno también, y perdonar no de palabra sino perdonar de corazón para así buscar que las personas se acerquen más y se colaboren en muchos sentidos; se busca como una unión a base del perdón.

El ejercicio en el que se quemaron los papeles me ha hecho sentir como que uno descansa, como que uno saca un poco de ese estrés de esas preocupaciones que tiene, que lo agobian en momentos. Después de quemar esos papeles con las palabras que se quemaron, uno toma un nuevo aliento, un nuevo aire para seguir con la vida. 

Para mí la palabra esperanza significa no desfallecer en la meta que se ha trazado uno, sino seguir adelante buscando estar bien consigo mismo  y con los demás.
Countries Related to this Region
Colombia, Ecuador, Panama, Venezuela