Ciudad de México, 22 de junio de 2018: La detención de niños, niñas y adolescentes migrantes representa no sólo el lado más cruel de las políticas migratorias en el mundo, también constituye una grave violación a los derechos humanos, contrario a lo establecido en instrumentos internacionales que velan por el interés superior del menor1. De acuerdo al Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas, ningún niño o niña debe ser criminalizado y sujeto a medidas punitivas y de privación de su libertad por su estatus migratorio o el de sus padres y lo Estados tienen la obligación de brindar alternativas a la detención. 

Frente a esto, es de gran preocupación el reforzamiento de la Política de Cero Tolerancia por parte del gobierno de Estados Unidos contra las poblaciones migrantes y solicitantes de asilo, principalmente de origen centroamericano y mexicano. La ejecución de la política migratoria en este país ha tenido como consecuencia un incremento en la separación de familias enteras, afectando seriamente a las niñas, niños y adolescentes migrantes, quienes después de ser alejados de sus padres, son encarcelados en centros de detención y tomados bajo custodia por el gobierno estadounidense3.  De acuerdo al anuncio realizado por el Departamento de Seguridad Interior (DHS) el pasado viernes 15 de junio, tan solo entre abril y mayo del presente año, aproximadamente 2 mil niños y niñas migrantes fueron separados de sus familias en la frontera como parte de esta política4.  A pesar de la orden ejecutiva firmada este 20 de junio por el Presidente de EEUU, se desconoce qué ocurrirá con estos niños y niñas que han sido separados de sus familias, aunado al hecho de que actualmente hay 11,786 mil menores migrantes privados de su libertad en centros de detención a lo largo de 17 Estado en este país5.  

A esto se suma la reciente salida de Estados Unidos del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas, acto que refleja la falta de voluntad política del gobierno norteamericano para asumir su responsabilidad de proteger a las poblaciones refugiadas, sobre todo a las y los menores, y un gran retroceso en materia de derechos humanos.

Así mismo, a pesar de las declaraciones emitidas por el Canciller del gobierno de México, Luis Videgaray Caso, en conferencia de prensa el martes 19 de junio, refiriéndose a la política migratoria de Estados Unidas como cruel e inhumana, es relevante recalcar que la política migratoria de México no dista mucho de estas mismas características. En México, existen aproximadamente 59 centros de detención migratoria y tan solo en 2016, 40,522 niñas, niños y adolescentes fueron detenidos, de los cuales el 95% fueron deportados a sus países de origen6.  El 43% de estos menores viajaban solos. La privación de la libertad de niñas, niños y adolescentes es una práctica constante en este país y muchas veces viene acompañada de abusos, e incluso violaciones de menores al interior de los centros de detención migratoria7.  Además, a pesar del aumento en las solicitudes de asilo de esta población, actualmente, al menos 3,471 niñas, niños y adolescentes solicitando la condición de refugiadas en México, tienen sus trámites suspendidos y por lo tanto, se encuentra sin posibilidades de acceder a derechos básicos como la salud y educación debido a no contar con un documento migratorio que reconozca su estatus de refugiados8.  Cabe recordar que a pesar de los avances que se dieron en la Cámara de Senadores para la armonización de la Ley de Migración con la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, aún se encuentra pendiente su aprobación en la Cámara de Diputados. 

Desde la Red Jesuita con Migrantes México 9 y la Coordinación Sistémica con Migrantes del Sistema Universitario Jesuita nos pronunciamos en contra de la detención de niños, niñas y adolescentes migrantes y refugiados y de la separación de familias por su condición migratoria, exhortando a lo siguiente:

Exigimos a los gobiernos de Estados Unidos y de México:  

Garantizar el interés superior de todas las niñas, niños y adolescentes migrantes y terminar con las prácticas de detención migratoria y privación de la libertad de esta población. 

Terminar con la persecución y criminalización de la población migrante y facilitar las vías para su regularización migratoria para evitar la separación de familias. 

Asumir su obligación de brindar asilo a quien lo solicite de acuerdo a lo establecido en el Artículo 14 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el Artículo 22 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, así como fortalecer los sistemas de asilo de sus respectivos países. 

Al gobierno mexicano, urgimos agilizar la armonización de la Ley de Migración con la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes. 

Urgimos a la sociedad en general:

Promover una cultura de la hospitalidad y acogida de personas migrantes y refugiadas. 

Terminar con prácticas de discriminación, xenofobia y racismo contra las poblaciones migrantes y refugiadas.   


Firman:

Red Jesuita con Migrantes México

Coordinación Sístemica con Migrantes del Sistema Universitario Jesuita

DESCARGAR DOCUMENTO AQUÍ

Para más información o gestión de entrevistas contactar a:

Gorka Ortega

comunicacion@sjmmexico.org

Tel: +52 (55) 5527 5423, ext. 106.


_______________

1.El Artículo 3 de la Convención de los Derechos del Niño de Naciones Unidas. señala que “En todas las medidas concernientes a los niños que tomen las instituciones públicas o privadas de bienestar social, los tribunales, las autoridades administrativas o los órganos legislativos, una consideración primordial a que se atenderá será el interés superior del niño”. 

 2.UN Committee on the Rights of the Child (CRC), Committee on the Rights of the Child, Report of the 2012 Day of General Discussion on the Rights of All Children in the Context of International Migration, 28 September 2012, available at: http://www.refworld.org/docid/51efb6fa4.html

 3.Solicitud de medidas cautelares presentada ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos el 15 de junio de 201 por la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México, Defensoría del Pueblo de la República de Ecuador, Defensoría del Pueblo de Colombia y Procuraduría de los Derechos Humanos de Guatemala.

 4.Salvador Rizzo, 19 junio 2018, The facts about Trump’s policy of separating families at the border en The Washington Post. https://www.washingtonpost.com/news/fact-checker/wp/2018/06/19/the-facts-about-trumps-policy-of-separating-families-at-the-border/?noredirect=on&utm_term=.3474cafdf9f5

 5.Jesús Esquivel, corresponsal de Proceso en Washington en Aristegui Noticias 21 junio 2018.

 6.Detención de Menores Migrantes en México. Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, 30 enero 2017 https://www.animalpolitico.com/blogueros-verdad-justicia-reparacion/2017/01/30/detencion-ninas-ninos-adolescentes-migrantes-mexico/ 

 7.Recomendación No. 12/2018 por la CNDH Sobre el caso de violaciones a los derechos humanos, a la seguridad jurídica, acceso a la justicia en su modalidad de procuración de justicia, protección a la salud y al interés superior de la niñez en agravio de V, adolescente de 13 años de edad en contexto de migración internacional de nacionalidad hondureña http://www.cndh.org.mx/sites/all/doc/Recomendaciones/2018/Rec_2018_012.pdf

 8.Día Mundial de los Refugiados: niñas y niños en EU separados de sus familias http://www.ibero.mx/prensa/dia-mundial-de-los-refugiados-ninas-y-ninos-en-eu-separados-de-sus-familias 

 9.La RJM-México supone un esfuerzo de las diversas obras jesuitas en el ámbito social, pastoral, académico, comunitario y jurídico, con la finalidad de acompañar de manera eficaz, coordinada e integral a las personas en contexto de movilidad humana y desplazamiento forzado.


Countries Related to this Region