Colombia: ¿Qué significa la paz para las mujeres víctimas del conflicto armado?
09 abril 2013

Fotografía del equipo SJR Colombia.
"Quiero la paz, la quiero para cada día, no más guerra, no más matanzas".
El Servicio Jesuita a Refugiados (SJR) en Colombia nos narra en este artículo los testimonios de  una mujer víctima del conflicto armado y que ahora trabaja por la paz junto con otras mujeres. Este relato expresa el profundo significado que tiene la paz para algunas víctimas, así como las fuentes de sentido en las que arraigan sus vidas  luego de tan dolorosas experiencias.


"Quiero la paz, la quiero para cada día, no más guerra, no más matanzas". 

Para Concepción, la paz significa necesariamente justicia y reconciliación, y este es su más profundo anhelo y esperanza.

La historia de Concepción refleja la de muchos otros colombianos, quienes se han visto obligados a desplazarse de un lugar a otro para salvar la vida, debido a que viven en una zona en disputa entre los diversos grupos armados, que se valen de prácticas cada vez más degradantes.

Concepción, una humilde campesina, vivía con su familia en el área del río Catatumbo, en Norte de Santander, en el noreste de Colombia. Un día, se encontraron atrapados, ella y sus hijos, por la violencia. Constantes amenazas y persecuciones obligaron a Concepción a huir de su hogar e ir a la ciudad de Cúcuta, en la frontera con Venezuela. Pero lo peor estaba aún por llegar: su hijo "desapareció" cuando iba al campo a trabajar como jornalero.


En su búsqueda de justicia y verdad, Concepción se encontró cara a cara con los victimarios, en los procesos creados a la luz de la Ley de Justicia y Paz de 2005. Cuando se le preguntó insistentemente por el cuerpo de su hijo, un comandante de las Autodefensas (paramilitar) reconoció que el cuerpo había sido arrojado al río, lo cual ponía fin a la esperanza de encontrarlo.

Esta dolorosa experiencia marcó significativamente la vida de Concepción, hasta el punto de "haber perdido el miedo", como ella misma expresa. Ya no teme descubrir la verdad ni perseverar en la búsqueda de la justicia. A pesar de comprender claramente el proceso de justicia transicional en Colombia, Concepción siente que esta no es la justicia que quiere. No hay indemnización o reparación que le devuelva a su hijo o sus sueños.

Pero sus heridas se están curando. Durante siete años, Concepción y otras mujeres de su comunidad que como ella han sufrido las consecuencias de la  guerra, se han reunido una vez a la semana. A través de la escucha atenta y respetuosa, así como de la ayuda mutua y la oración, han intentado sanar las heridas de la guerra. Conscientes de sus derechos, estas mujeres trabajan para evitar que tragedias como la suya se repitan. Tras el encuentro y como parte del mismo, salen a caminar por las calles de su comunidad, buscando otras mujeres que aún no han iniciado el camino de la reconciliación, para que compartan su anhelo por la paz. 

Muchas personas han "desaparecido" en Colombia,  víctimas de los grupos armados que llevan décadas en guerra. Entre los desaparecidos en Colombia hay defensores de derechos humanos, sindicalistas, personas afrocolombianas y jóvenes de las zonas rurales en conflicto.


Por Oscar Javier Calderón Barragán, coordinador de la oficina del SJR Colombia en Cúcuta.

* Se ha cambiado el nombre por motivos de seguridad.

Share your comments here
Name
Do not inlcude my name with this reflection.
Email
City State Country
Reflection
Yes, Add me to the JRS email list.