Nosotros
El Servicio Jesuita a Refugiados (SJR) es una organización católica internacional de carácter no gubernamental, que trabaja en más de 50 países en el mundo. Su misión es acompañar, servir y defender a las personas en situación de desplazamiento, refugio y a las víctimas de trata de personas. Esa misión comprende la atención a todos los que han sido apartados de sus hogares por los conflictos, los desastres naturales o las violaciones de los derechos humanos. El SJR opta por las situaciones de mayor necesidad, los lugares donde pueda aportar el bien más universal, las necesidades que otros no cubren y donde pueda prestar una contribución especial. El SJR da prioridad a las actividades de acompañamiento y presencia directa y personal entre refugiados y desplazados, de tal manera que sus servicios se adecúen a las necesidades locales, de acuerdo a los recursos disponibles. 

El SJR facilita la participación de individuos y comunidades en su misión y promueve la cooperación local, regional e internacional a favor de las causas de los refugiados; por ello, lleva a cabo iniciativas de cabildeo, incidencia política y pública, así como actividades de sensibilización para promover que los Estados garanticen la protección efectiva de los refugiados y que la sociedad civil se comprometa con sus causas de manera solidaria y hospitalaria. 

Acerca del SJR LAC

En América Latina y el Caribe, el SJR está presente en 6 países: Colombia, Ecuador, Panamá, Venezuela y con intervenciones concretas en los campamentos de desplazados en Haití y a favor de migrantes haitianos en Brasil. Desarrollamos programas de acompañamiento psicosocial, asistencia jurídica y defensa de derechos humanos, servicios sociales y de acción humanitaria, y otros procesos para promover y potenciar la independencia y auto-sostenibilidad de las personas que acompañamos, tales como: educación formal y no formal para niños-as, jóvenes y adultos, programas de emprendimiento económico, integración comunitaria, pastoral, etc. 

La responsabilidad de la oficina regional del SJR consiste en garantizar el cumplimiento de la misión, e implica el compromiso de liderar, proponer y aplicar estrategias globales en todo el ciclo de gestión del SJR (Líneas guías, normas internas y PE del SJR Internacional). Para realizar a cabalidad esta tarea, el SJR LAC cuenta con un equipo interdisciplinario de hombres y mujeres, colaboradores y jesuitas,  sensibles a la realidad de las personas en situación de desplazamiento y refugio; personas que trabajamos con un enfoque integral  en reciprocidad de dones y experiencias, comprometidos con la promoción de la justicia y paz que brota de la fe especificada en la apropiación de la misión del SJR, inspirados por el testimonio del Padre Pedro Arrupe SJ, fundador de la organización.

El SJR LAC también hace parte de la Red Jesuita con Migrantes, cuyos esfuerzos buscan generar sinergias a nivel continental, regional, e interprovincial en beneficio de las personas en situación de refugio, desplazamiento y migración. La RJM constituye un espacio de articulación del Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), del SJR y de otras obras de la CPAL en torno a la migración, una de las prioridades del Proyecto Apostólico Común (PAC).

Nuestros objetivos estratégicos

A la luz de los grandes retos que identificamos en el contexto regional actual y con base en el discernimiento institucional que hicimos en espacios de evaluación, planificación y en diálogos con la oficina internacional, con las oficinas nacionales y también con otras obras e instancias de la Compañía de Jesús, el SJR LAC reajustó sus objetivos estratégicos en el 2012 pero manteniendo el mismo dinamismo y espíritu, fundamentado en nuestra misión. Nuestros nuevos objetivos estratégicos son:
  1. Reducir la vulnerabilidad de las personas en situación de desplazamiento y refugio acompañadas, promover comunidades de justicia, diálogo, paz y reconciliación, y brindar respuesta rápida a situaciones de emergencia en la región de América Latina y el Caribe. 
  2. Defender los derechos de la población en situación de desplazamiento y refugio, en espacios de toma de decisión en la región; así  como visibilizar y promover la generación de conocimiento sobre las condiciones de vulneración de sus derechos e incidir en la opinión pública para una mejor comprensión del fenómeno de la migración forzada y sus problemáticas.  
  3. Fortalecer al SJR LAC como un cuerpo articulado, inspirados en la mística e identidad de la Compañía de Jesús, para institucionalizar lineamientos comunes a nivel regional, y gestionar desde la unidad internacional con transparencia y responsabilidad a favor de la población en situación de migración forzada, desplazamiento y refugio.

  • Jesuitas
Los Jesuitas

El Servicio Jesuita a Refugiados es una tarea apostólica de la Compañía de Jesús. Durante más de 460 años, los padres y hermanos jesuitas sirvieron a la Iglesia en formas novedosas e inesperadas. Hombres en marcha, dispuestos a cambiar su residencia, su empleo, su enfoque, siempre que sea necesario para impulsar la misión de la Iglesia: enseñar la palabra de Jesucristo y propagar la Buena Nueva. Un servicio radical de fe en un mundo que ni respeta la fe ni la justicia.

Hoy, los jesuitas han mejorado la calidad de su cooperación incluyendo hombres y mujeres que comparten su misión de servicio a la fe y a la justicia. Y este intercambio se ha ampliado hasta incluir un diálogo con otras religiones y culturas. Uno de los ejemplos más claros es la cooperación del Servicio Jesuita a Refugiados. Para más información sobre los jesuitas (la Compañía de Jesús) en Latinoamérica ver aquí.